viernes, 15 de enero de 2016

¿Cómo obtener mi primer trabajo de traducción?



Hola, mis queridos lectores,
Tenía tiempito sin escribir por acá, y es que he estado atareado con unos encargos de traducción muy interesantes (publicaré uno cuando lo termine y lo difunda el cliente). Muchas personas me han preguntado ¿cómo hacer para conseguir trabajo de traductor? Realmente es increíble ver que muchos muchachos salen de la EIM (Escuela de Idiomas Modernos de la UCV) o de cualquier otra institución dedicada a la enseñanza de idiomas y no tienen idea de cómo conseguir su primer trabajo de traducción.
Decidí, entonces, que mi siguiente entrada sería sobre este asunto.
Hay unas cuantas cosas a tomar en cuenta al momento de elegir ser traductor:

  1. Debes hacerte esta pregunta: ¿Quiero ser traductor? ¿Me imagino en un proyectazo de 120.000 palabras que tengo que entregar en dos meses, es decir, 1600 palabras al día, o lo que es lo mismo, casi 6 horas de trabajo seguido traduciendo?
  2. Si la respuesta 1 es afirmativa, entonces debes decidirte a ser traductor: ¿A qué me refiero con esto? Dar clases de inglés, italiano o español es una buena forma de empezar y de tener contactos (yo lo hago porque me representa una entrada fija), pero ¿es ese mi objetivo? ¿deseo ser un profesor toda mi vida? Yo creo que muchos que dicen que “no ejercen” la carrera, es porque realmente no se han planteado eso. Si tienes un trabajo fijo dando clases, o de secretario bilingüe, o de recepcionista de hotel, o lo que sea, ¿cómo vas a atender un proyecto de 10.000 palabras para dentro de 5 días y garantizar la calidad que necesitas para ese proyecto? Considero entonces que si se desea ser traductor se tiene que desear serlo, y correr riesgos. Puedes tener unas pocas clases fijas que no te quiten demasiado tiempo y que no impliquen irte a Petare (el lado más oriental de Caracas) y perder cuatro horas de tu día en una cola.
  3. Ahora, si ya dejaste de dar clases, la pregunta sería: ¿dónde buscar? ¿cómo buscar trabajo? Lo primero que deben saber los jóvenes traductores es que en esta profesión, y mucho más en Venezuela, muy raramente vas a conseguir un cartel que diga “buscamos traductor para tal empresa”, y si lo consiguieras, realmente el sueldo es muy malo (cinco o seis mil bolívares a lo sumo).
  4. Un traductor NO es, por lo tanto, un asalariado, por lo que DEBE cobrar bien su trabajo para poder pagar los beneficios que tienen quienes trabajan por un salario o sueldo. Eso creo que es lo principal: cuando presentas una oferta de servicios, NO ESTÁS BUSCANDO UN TRABAJO, estás ofreciendo un servicio. ¿Acaso el plomero no te cobra unos cuantos duros por repararte tu lavamanos? ¿Te presentó un currículo para mostrarte que sabe su oficio? NO. Sencillamente es la reputación y su historial los que garantizan que sabe hacer su trabajo.
  5. Esto nos lleva a la pregunta inicial: ¿Cómo obtener un trabajo de traductor? Como siempre, cuando se empieza, las cosas no son fáciles, pues te falta experiencia y NADIE te va a pagar por obtenerla. ¿Qué puedo hacer entonces? Hacer traducciones voluntarias, que te permiten: a) Ganar experiencia; b) Explorar temas que te puedan interesar; c) Crearte un portafolio. Recuerdo que mis primeros trabajos como traductor fueron en el Caracas Chronicles y en el periódico Café Babel. Igualmente, he trabajado para partidos políticos en Venezuela de voluntario. Puede parecer fastidioso, pero nadie empieza siendo martillo desde el principio…
  6. Otro punto importante es SENTIRSE ORGULLOSO DE SER TRADUCTOR. ¿Qué significa eso? Hacerse una tarjeta de presentación donde diga TRADUCTOR y comentárselo a las personas. Cuando tú conoces a un doctor o a un doctor ellos se regodean con sus títulos y profesiones. ¿Por qué no hemos de hacer lo mismo nosotros? Ustedes no se imaginan la cantidad de trabajo que me ha llegado de personas que conoces en los gimnasios y te piden tu tarjeta, o de grupos a los que les das clases y luego te piden traducciones de sus documentos. Sencillamente, es cuestión de actitud y de QUERER SER TRADUCTOR.
  7. Acomodar Presentar el currículo. Aunque no es una práctica que la recomienden, es obvio que cuando quieres ganarte un trabajo tienes que demostrar el porqué eres el mejor. ¿Cómo hacer si no tienes experiencia? Gánala trabajando de voluntario yRESALTA esa experiencia. Debes preguntarte: ¿qué me gusta hacer? ¿qué considero que puedo hacer bien con la poca experiencia que tengo? 
  8. Aliarse con traductores más expertos: sencillamente SIEMPRE habrá un chinito que sea mejor que tú, como dicen por ahí. Hay traductores que están dispuestos a ser tus “tutores” siempre que demuestres que sabes hacer el trabajo y siempre que demuestres que “quieres ser traductor”.
  9. LEER EL PERIÓDICO: si no lees no sabrás qué es lo que está en boga (y por lo tanto lo que necesita ser traducido). Por lo menos, si hubiera sido más pilas, me habría ido a traducir algo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Si hablara portugués buscaría algo para traducir en Brasil 2014. Ahorita que hay elecciones en Venezuela, buscaría una ONG o algo así para ofrecer mis servicios. Es decir, tenemos que SALIR DE LA BURBUJA EN LA QUE MUCHOS VIVIMOS y ver qué necesita de nosotros.
  10. Saber decir que NO: si no puedes, no aceptes. Es mejor a veces no aceptar un trabajo aunque signifique unos bolívares menos, a un trabajo mal hecho. 
Espero que estas pequeñas reflexiones les hayan servido.
Hasta la próxima entrada de Traducir y Divertirse,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Traducción y Localización

Traducción y Localización
Todo lo relacionado con la traducción y localización profesional.

Asesoría a Traductores

Asesoría a Traductores
¿Estás estudiando traducción y necesitas asesoramiento profesional?

Clases Particulares

Clases Particulares
¿Estás pensando prepararte los certificados de Cambridge? Yo te ayudaré a conseguirlo

Sígueme en Facebook

Sígueme en Facebook
En mi fanpage estarás al tanto de todas las noticias sobre traducción y localización

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *